Tus creencias limitan tu capacidad de riqueza

Tus creencias limitan tu capacidad de riqueza

¿Qué principales creencias hay entorno al dinero?

El refranero español abunda en creencias:

El dinero no cae por la chimenea. El dinero no trae la felicidad. El que guarda, siempre halla. Hay que trabajar duro para ser alguien en la vida. Dime cuánto tienes y te diré quién eres. Nadie compra duros por cuatro pesetas. Dinero llama a dinero. Dame Dios marido rico, aunque sea un borrico. Como tengo dinero tengo cuanto quiero.

¿De dónde surgen estas creencias?

Hay creencias muy extendidas entorno a que los ricos no generan el dinero de forma honesta, que son avaros, que utilizan el dinero de forma inadecuada e inmoral. Aunque estas creencias están basadas en casos muy reales, también hay muchos ricos que contribuyen generosamente entre países y personas necesitadas, o que impulsan Fundaciones y O.N.G’s con los más elevados fines.

Las creencias más comunes tienen su origen en la educación recibida de nuestro entorno familiar, social y económico.

¿Cómo trabajarlas, como cambiar las creencias limitadoras?

Las creencias suelen estar solapadas detrás de nuestros pensamientos, sentimientos, acciones. Hay que “cuestionar” cada creencia y ver en qué medida nos ayuda o nos dificulta, y qué consecuencias tiene sobre nuestros hábitos y resultados. El paso siguiente es la acción, sin acción no hay cambio.

Bueno si, pero…. ¿Qué es el dinero?

El dinero es una abstracción, un valor que se fijó hace cientos de años, como forma de simplificar el trueque de mercancías y servicios. Inicialmente su valor equivalía a productos, luego a servicios y más tarde se le agrego el valor de ganancia o margen, a través de los prestamistas.

El dinero es un medio, que con la actual sociedad basada en el consumo y especulación se ha convertido en un fin en sí mismo, convirtiendo al dinero en símbolo de SEGURIDAD, PRESTIGIO, DISTINCION, PODER, CONFIANZA y CONTROL.

Una buena definición del dinero: es un generador de oportunidades, que nos permite acceder a bienes y servicios, cubrir nuestras necesidades básicas y otras, lograr adquisiciones y experimentar vivencias que sin dinero sería más   difícil o  improbable realizar (Por ejemplo: viajes, formación de alta calidad, etc.)

¿Cuáles son las claves para desarrollar la riqueza mental y financiera?

Todas las personas tenemos unos talentos, cualidades, fortalezas, experiencias y conocimientos que nos hacen únicos y/o especialmente aptos para determinadas tareas. La clave es descubrir nuestra pasión, ponerla en alineación con nuestros valores más profundos y desarrollar una serie de acciones encaminadas a poner en el mercado productos y servicios de excelente calidad, especiales, únicos, innovadores o de alto valor añadido.

Las claves de la riqueza son: el re-conocimiento de nuestro potencial, la pro-actividad, la creatividad, la imaginación, la constancia, la preparación continua, la excelencia, la diversión, la gratitud, la celebración, la contribución.


Enable Notifications.    Ok No thanks