Claves para que el dinero no sea un problema en el emprendimiento

Claves para que el dinero no sea un problema en el emprendimiento

¿Cuales son las claves para que el dinero no sea un problema para los emprendedores?

Quien emprende por lo general tiende a mezclar sus finanzas personales con las de su empresa y eso es un error a corregir.  Cuando un emprendedor pone en marcha un negocio, a título individual, como autónomo, es necesario que haga un Plan de Viabilidad, siendo muy importante el Plan Económico Financiero. Aquí se ha de contemplar una asignación económica mensual, a modo de sueldo o gasto de personal, que pudiera estar asimilada al salario mínimo interprofesional que esté establecido en el país.

Los gastos financieros inherentes a la constitución de un préstamo destinado a la inversión y puesta en marcha del negocio (comisiones de apertura, gastos notariales, intereses mensuales de la deuda) se repercuten en la cuenta de resultados también como un gasto de la empresa.

Es un error frecuente por parte de los autónomos no imputar los gastos de su sueldo a la cuenta de resultados de la empresa, porque, especialmente al principio no hay suficiente dinero para ello. La formula correcta es asignar en el DEBE de la cuenta de resultados ese salario, y reflejar asimismo en el BALANCE la partida de “Salarios pendientes de pago” por los sueldos devengados por el empresario no cobrados.

De esta manera el emprendedor no se engaña respecto a la rentabilidad de su empresa al contemplar gastos reales.  Una empresa puede ser rentable, pero sufrir desfases de liquidez que hay que abordar.

Cuáles son los conocimientos básicos que debe tener un emprendedor para manejar de manera exitosa o lograr no fundir su negocio con lo que respecta a las finanzas. 

El primer conocimiento para un emprendedor es que la empresa debe generar tesorería o cash desde el primer momento para atender los gastos corrientes. Esto se consigue cuando se prevén procesos cortos de rotación en la venta de mercaderías, productos o servicios, que son los que producen ingresos de dinero.

Una panadería, por ejemplo, siendo una empresa que vende pan y dulces de consumo diario, sabe que tiene que ajustar su producción a lo que vaya a servir al día siguiente. Su plazo de cobro es cortísimo, y eso le permite ajustar las compras a la demanda, manejando mejor la tesorería.

Cuando las empresas difieren mucho el plazo de cobro de productos o servicios, porque haya implícito un desarrollo complejo de investigación y puesta a punto para la venta, se requiere entonces de mayores inversiones que pueden poner en peligro la liquidez de la empresa.

Así que el segundo conocimiento es que la financiación de la empresa debe ser adecuada a las inversiones a corto (tesorería necesaria o fondo de circulante) a medio (inversiones con amortización entre 3 y 5 años) y a largo plazo (inversiones maquinaria, inmuebles y otros con amortización a mas de 5, 10 o mas años)Quien por ahora solo tiene una idea y está por emprender, que le recomendaría evaluar antes de lanzar su negocio.

Las ideas creativas son mucho mas importantes que el dinero. Muchos casos reales de éxito han partido de ideas ingeniosas que aportaban beneficios para la sociedad, sin dinero previo, sin grandes estudios, sin tener las condiciones “ideales” para el emprendimiento.

A tener en cuenta: el dinero está en vender productos o servicios excelentes que demande el mercado. Es el mercado el que da la respuesta definitiva a un producto o servicio. Para ello el emprendedor no puede enamorarse de su idea sin conocer como podría ser la demanda del consumidor, que es el que paga. Ha de estudiar a la competencia, conocer su nicho de mercado en función del VALOR que aporta al potencial cliente, valorar los canales de distribución y conocer las tendencias para anticiparse, en lo posible, a los cambios.

Además, la empresa ha de ser visible, teniendo una buena imagen corporativa y desarrollando estrategias de Marketing adecuadas. También tiene que ganarse la confianza a través de un excelente servicio postventa. Los testimonios y recomendaciones de sus clientes tienen un valor inestimable.

 ¿Puedo montar un negocio financiando toda la inversión?

No lo aconsejo. En primer lugar, si un emprendedor necesita financiación y acude a una entidad bancaria, además del plan de viabilidad el Banco va a valorar la capacidad de devolución de préstamo y el grado de autofinanciación. ¿Cómo pretender una financiación ajena del cien por cien sin arriesgar nada de capital propio?

Además, cuanta mas elevada es la financiación ajena, más será el peso de los gastos financieros, así que, en este caso, la empresa nace con desequilibrio financiero, que será tanto mas fuerte al principio, en el que hay un periodo entre la puesta en marcha y la generación de ingresos y tesorería vía ventas.

Todos los meses tengo problemas de liquidez para cubrir los costes fijos. ¿Cómo podría obtener efectivo sin solicitar un crédito?

 Aporto varias ideas:

  • Una vía muy sensata que están realizando las grandes empresas es minimizar los gastos fijos vía externalización de servicios. Se sub-contratan los servicios a otras empresas a medida que se mueve la demanda de producción.
  • Teniendo en cuenta que el dinero o tesorería proviene de la diferencia entre los ingresos por ventas, y los gastos por compras y pagos, una manera barata de mejorar el flujo de cash es negociando con los proveedores mayores plazos de pago. Eso sí, hay que cumplir a rajatabla con lo prometido, porque las empresas malas pagadoras terminan siendo penalizadas con plazos muy cortos de pago por sus compras.
  • En caso de que las ventas sean muy estacionales, por ejemplo, empresas fabricantes de juguetes, que en un porcentaje altísimo se concentran en Navidad y Reyes, es conveniente tener una cuenta de crédito que cubra los desfases de liquidez y pagos por gastos mensuales fijos.

 ¿Cómo puedo acabar con las deudas a corto plazo que están asfixiando mi negocio?

 La pregunta clave aquí es simple: ¿Es mi negocio rentable, o no lo es? Si el negocio no es rentable, hay que estudiar las causas y ponerles remedio si es que se puede.  Puede ser un plan financiero inadecuado, los gastos ser excesivos, no se están potenciando las ventas, la competencia es muy fuerte, etc. etc.

Si el negocio es rentable si bien es la tesorería la que falla, habrá que estudiar si se esta financiando el circulante (compras, almacén, deudas de clientes et) adecuadamente. Una cuenta de crédito es adecuada para financiar el circulante. Un préstamo a plazo de 6 o 10 años es adecuado para financiar las inversiones en inmovilizado.

Y si la empresa es rentable, habrá que plantearse también un aumento de capital propio o con socios capitalistas. No olvidemos que las empresas nacen para generar recursos y ser rentables, porque hay muchas formas de generar rentabilidad con nuestro dinero, con menos riesgos.

Para hacer frente al crecimiento del negocio tengo que recurrir a la financiación ajena. ¿Es recomendable apoyar el futuro de la empresa en un exceso de deuda?

 Los porcentajes que se recomiendan para acudir a financiación externa es de un 30% como mínimo de recursos propios y un 70% como máximo de financiación ajena.

¿Qué consejo darías a una persona que esta pensando en poner un nuevo negocio en marcha?

Para terminar, hago una reflexión a ti, emprendedor que estas leyendo este articulo:

Aunque estés enamorado de tu idea, sé realista: poner en marcha una idea empresarial requiere recursos. El recurso más importante eres tú mismo, tus ideas, tus conocimientos, tu tiempo, tus relaciones, tu experiencia. También tu dinero.

¿Tienes algo de dinero para destinarlo a tu negocio? Acota el importe que vas a destinar a la actividad empresarial. Haz una investigación de mercado, pregunta, chequea, contrasta, conoce la competencia, busca ese hueco donde te puedes desarrollar profesionalmente sin necesidad de comprometer todos tus ahorros, o los de tu familia. Empieza modestamente, con pocas necesidades financieras. Y poco a poco, ve creciendo.¿Sabías que más del 50% de las empresas unipersonales o familiares cierran en el primer año? ¿Sabías que el 80% de las Pymes fracasan antes de los 5 años y que el 90% no llega a los 10 años?

¿Cuales son las causas del fracaso de los emprendedores?

Los analistas lo indican claramente: La deficiente capacidad de gestión de los propietarios de las Pymes.

Las claves están en la capacitación de los empresarios en la gestión de su empresa: se requieren conocimientos, sistemas de gestión, enfoques adecuados de marketing y publicidad y modelos operativos eficientes.

La falta de previsión respecto a los compromisos de pago por compras e inversiones y la dificultad para acceder a financiación externa es una constante para los emprendedores.

Si es así, hazte la siguiente pregunta: ¿Qué cantidad puedo destinar a mi negocio sin que comprometa fatalmente mi equilibrio personal   y mi capacidad financiera, o la de mi familia, en caso de que mi negocio no prospere?

Recuerda:

Define previamente la cantidad de dinero que estas dispuesto a perder, porque las ganancias vendrán a ti con el tiempo, si tú idea empresarial funciona.


Enable Notifications.    Ok No thanks